Pandereta vol. 2: la Escuela Oficial de Idiomas

El lunes por la mañana tuve que acompañar a Nereida a la EOI de Alicante, ya que tení­a hora a las 12.00h para matricularse, y aparcar por aquella zona a esa hora es prácticamente misión imposible, por lo que, en caso de urgencia, yo me quedarí­a por allí­ intentando aparcar mientras ella se matriculaba.

El caso es que llegamos con tiempo de sobra, y como no podí­amos aparcar, al final dejamos el coche en el parking de El Corte Inglés. Llegamos allí­ 5 minutos antes de las 12. Primera sorpresa: la entrada de la EOI está a reventar, con toda la gente abanicándose, resoplando, sudando… En efecto, no habí­a ni un solo ventilador (¿aire acondicionado, qué es eso?), no sé qué temperatura habrí­a allí­, pero mi coche, 5 minutos antes, marcaba 30ºC. Si somos generosos y pensamos en 25º, sumándole la cantidad de gente, ya os podéis imaginar lo calentitos que estábamos allí­. Todo humanidad.

La segunda sorpresa que me llevo es cuando nos acercamos a preguntar cuándo nos toca. La conserje (creo) nos da un papelito recortado con un níºmero, con un sello de la EOI. El 250 y pico. Preguntamos por cuál van: el 150 y algo. – Bueno, irá rápido – pienso ingenuo. 15 minutos más tarde aíºn no habí­an llamado al 160 (“llamado” tal cual: a viva voz, uno de los conserjes sale, pide callar a todos, y dice los siguientes níºmeros que tienen que subir a la segunda planta).

Mi mente de friki quehaestado3horasesperandoporuniPhone y untotalde6horasparaapuntarsealINEM se pone a hacer cálculos y a pensar cómo funcionaba el tema. A ver, veamos: a las 12 están llamados los del curso Intermedio, con apellidos entre la A y la L. Y para el curso Intermedio hay 12 grupos, cada uno – por lo que me dijeron – de unos 30 alumnos. 30 por 12, 360 alumnos. Si “aceptamos” que entre la A y la L deberí­an estar la mitad, es decir 180 alumnos, y que a las 13.00h están citados los alumnos con apellidos entre la M y la Z…. a ver, a ver, q los geeks se supone que somos buenos en matemáticas: 180 alumnos entre 60 minutos, 3 alumnos por minuto… y llevamos 15 min y no han pasado ni 10 (que ni siquiera son del nivel Intermedio, apellidos A-L). ¡Viva España! ¡Qué calorcito más bueno que hace, qué buen tiempo!

Lo triste es que parece que esto mismo se repite todos los años. Es triste que en pleno siglo XXI sigamos repartiendo numeritos en un papelito recortado como si estuviéramos en un verbena de pueblo, que tengamos que agolparnos como borricos esperando a que un pobre empleado se deje la voz para llamarnos cada 20 min, que nadie por allí­ (en la dirección de la escuela, me refiero) se haya dado cuenta de que existen los ordenadores y que pueden utilizarse para matricularse (supongo que alguna vez han estado en la UA, por ejemplo), pero más triste todaví­a es que lo mismo se repita año tras año y no hagan nada por arreglarlo. Por lo menos, revisar sus cuentas, a ver si se dan cuenta que 180 entre 60, sale a 3 alumnos por minuto….

Aunque claro, también cabe la posibilidad de que no quieran que nos matriculemos. Estudiar un idioma extranjero, ¿para qué? Es muy difí­cil, matricularse es un sufrimiento, y si vives en España, ¿para qué sirve saber qué dicen los guiris? ¡Qué aprendan español los que vienen de fuera! ¡Viva España! ¡Viva OT!

Hablando de OT, lo he visto esta mañana en las noticias (sí­, sí­, en las noticias)… ¡Ayer fue la final y no la vi! ¡A youtube ya mismo, no me lo puedo perder!

Leave a Reply

Your email address will not be published.